HISTORIA

Parque Nacional Corales del Rosario es el nombre de un grupo de islas en la costa de Colombia, situado a tan solo una hora en lancha motora de Cartagena, a 20 minutos de Barú. El agua azul, la arena blanca y el imponente coral es la combinación perfecta para disfrutar de un día soleado de playa.

Las 27 islas, cayos e islotes que conforman las Islas del Rosario se formaron hace menos de 5000 años, debido a la actividad de antiguos volcanes de lodo que fueron levantando el lecho submarino hasta que se dieron condiciones favorables para el crecimiento de algas calcáreas que desarrollaron el arrecife coralino. Con las últimas glaciaciones bajó el nivel del mar salieron a flote algunas áreas del arrecife, formando las islas que, poco a poco, fueron colonizadas por manglares y por vegetación terrestre transportada desde el continente por las corrientes, los vientos y las aves. Con el paso de los siglos se consolidaron los tres ecosistemas característicos de las islas: las lagunas costeras, los manglares que las rodean y los bosques muy secos tropicales del interior.

El hombre llegó al Archipiélago desde tiempos precolombinos. Según las crónicas de los conquistadores sus antiguos pobladores hacían parte de la cultura de los mocanaes, de la familia Karib, y basaban su subsistencia en la recolección de moluscos y la pesca. No existen evidencias de que las islas fueran habitadas en forma permanente antes del presente siglo, cuando a partir de 1950 algunos pescadores de Isla Barú, decidieron establecerse en el Archipiélago para dedicarse a la pesca y a la agricultura del coco.

Posteriormente a partir de los años '70 llegaron familias prestantes de Cartagena y del interior del país a construir sus casas de recreo y las islas empezaron a ser conocidas como un sitio turístico de gran importancia.


LEER MÁS





¡LA VIDA EN EL MAR
ES MÁS SABROSA!